lunes, 4 de marzo de 2013

33º Número de la revista literaria Nevando en la Guinea





33º NÚMERO DE LA REVISTA LITERARIA
DIGITAL MENSUAL
NEVANDO EN LA GUINEA
NºLXXVII desde inicios/05-03-2013

EDITORIA LXXVII
Cultura y Espectáculo

Este mes de Febrero hemos asistido a dos galas del cine ya convertidas en tradicionales por esta época del año, una de ámbito universal, los Oscar, no en vano los Estados Unidos pueden considerarse en buena medida el país del cine (y de cine, por la amplitud de sus temas, sus paisajes, su narrativa), y otro más local, los Goya del cine español.
Y siguiendo el canon, las dos galas se desarrollaron según el fastuoso guion tradicional y en el que por desgracia, a nuestro parecer, se desenvuelve la cultura en estos tiempos, esto es, la cultura como espectáculo, donde incluso la crítica política y social se incorpora al libreto, se espera incluso como un ingrediente más de morbosas pinceladas agridulces.
Ni qué decir tiene que podemos estar conformes con un reconocimiento a la labor desarrollada en el cine –como en la literatura, las artes plásticas o el teatro-, reconocimiento tanto a los creadores –directores, guionistas, autores, poetas, pintores- como a los actores y otros especialistas que intervienen en la creación, pero mostramos de nuevo nuestro rechazo a la banalización de la cultura, a concebir el arte como algo superfluo, un mero entretenimiento, un lucimiento inútil.
"Lo verdadero, lo bello y lo bueno se encuentran unidos a lo útil", afirmaba Humboldt y nosotros estamos completamente de acuerdo. Útil porque la verdad, la belleza y la bondad que hay en el arte nos sirve para vivir, incluso en época de crisis como la que sufrimos. Ojo, no es una ayuda para sobrevivir, para superar los problemas, el arte forma parte de la comprensión de la realidad y con esto no rehuimos del divertimento tan necesario con frecuencia, la diversión es también, como el juego para los niños y también para los adultos, una forma de afrontar la realidad.
El capitalismo salvaje ha convertido todo en mercancía, incluso a las personas. La cultura no ha quedado al margen. Por eso hemos de dar la vuelta a las cosas, a la realidad, y luchar por una cultura útil, que no utilitarista. Útil para entender lo que nos rodea, comprender la vida, reflexionar y también como medio de superación, es el concepto que queremos dar a la utilidad de la cultura. Que no quede en un mero espectáculo del que somos mero público, que seamos partícipes con todas las consecuencias. Éste es nuestro deseo.

**************************************************
**************************************
***************************
UN BUEN RATO DE BUEN ROLLO
 NO NOS HARÁ NINGÚN DAÑO,
PERO MEJOR QUE SEA PARA SIEMPRE
Por Cecilio Olivero Muñoz

SOY LO QUE NO SE VE
LO QUE NO PARECE

Soy el yerno aquel
que no quieren las suegras en casa,
soy el raro fiel a la causa inexacta
que cruza todas las rayas,
soy el solitario ese
al que le escuecen
todas esas cosas
que se le escapan,
soy el outsider ese que se rasca
hasta salirle sangre
sobre su antigua sarna,
soy, aunque os pese,
lo que florece cuando en el erial
abre semilla la helada,
soy la mala peste,
la mala sombra también,
y la malaria,
soy un ser oscuro
y levanto muros
allí donde hubo la calma,
soy el escorbuto,
el bicho crudo
y la tela de araña,
soy un estornudo en toda la cara
de aquel que tuvo una gripe curada.
***

POEMA EN PROSA
LA SOLITARIA PRESENCIA DE LOS DOS

Me da pena de ti y de mí, tú que cada mañana respiras de una ilusión nueva, de una nueva ilusión, se renueva tu esperanza sin rastros de hojarasca tras el suspiro del tiempo, me da pena de mi, por que guardo una pesada ancla en mi pensamiento libre dispuesto a saquearte, los dos amputados de pureza andamos subiendo los escalones del piso de arriba, buscando una respuesta al enigma de las constelaciones grabadas en nuestro sueño pesado, sueño que no quiere marcharse de nosotros, tú y yo somos las víctimas del desorden del poema, vemos un horizonte que se duerme en la costilla vieja de Caín, rastreamos nuestros nombres de liberados en la arena del asfalto colindante a los retornos, nos duelen a todos los pies de andar por las cloacas para que no adivinen que nuestras esperanzas aún no han terminado, han acabado desnudas en los bares apoyadas a una barra, y deseándose la victoria como hermanos que parten hacia una misma guerra, nos queda la fiesta de los contrastes, allí bailaremos el último tango y diremos adiós a donde el corazón nos lleve.
***

TÚ CREES

Crees, tú crees, bang, bang,
Tú crees que no lo sé,
Bang, bang, tú crees,
Cuando el sulfuro se hace yodo,
Bang, bang, tú crees,
Tú crees, bang, bang,
Que el agua no se pudre,
Bang, bang, tú crees,
Tú crees que no sé
que el futuro tiene un ojo,
Bang, bang, lo sé, lo oigo,
Lo indago, bang, bang,
Tú crees, que de vicio no sé,
que no entiendo la sarna,
que no conozco la pólvora,
que ignoro el por qué,
Bang, bang, tú crees,
Tú crees, bang, bang,
que el agua nace quieta
y no se pone enferma, lo sé,
de tanto volver, volver, tú crees,
Bang, bang, tú crees,
Tú crees que no lo sé,
Tú crees que lo que no se ve
No tiene cómo ni por qué.
Bang, bang, ciempiés,
Si le falta uno al viento
le faltan los cien, bang, bang,
lo sé, que de ciento
sobran cien, quién, quién es,
lo que vuela o va a pie.
Bang, bang, lo sé.
Me subyace aquí en la sien.

***

PRESENTE

Estoy en este minuto quieto sentado
ciego de futuro y porvenir,
estoy aquí postrado
sin la ansia del devenir,
busca verdad en el pasado,
ese no es lugar donde vivir,
si quieres, hermano,
yo tengo un lugar adonde huir,
es el sueño, tránsito vano,
sustancia de negra matriz,
estoy en este minuto quieto sentado
viéndolas todas venir,
acomodarse aquí a mi lado
sin que me eviten a mí,
estoy quizá asustado
pues el pasado causó en mí
presentes de canto afilado
con una sombra a ras de sí,
pasado que me ha manchado
e hizo lo que soy sin ti,
pasado con el presente ha topado,
tedios y bostezos en yermo jardín,
jardín de flores mutilado,
mutiladas en la piedra que resentí
caer en el fondo usado
de tan manoseado sentir.

***

DIME TÚ A MÍ SI NO

Dime tú a mí si no es buen corazón
aquel que ríe contigo, bromea, comparte mesa,
aquel que te da abrigo, roce, y sonrisa lesa,
dime tú a mí si no es buen corazón
ese que ciego ante ti una esperanza sopesa,
aquel que siempre contigo tantea, y conversa,
no te pide nada a cambio, sabe de tu pureza,
dime tú si no es buen corazón
aquel que contigo respira de una esperanza nueva,
aquel que es tu amigo y no te conoce,
no sabe si odias, si amas, a qué santo rezas,
dime tú a mí si no es buen corazón
aquel que ve un mismo sol abra o cierre flaquezas.
Dime tú si no es lo mismo
aquello que sonreía antes y ahora, y más ahora,
y antes, igual que antes, da lo mismo,
si sigues tu camino, te apartas de destino
o destinada le besas.

****************************************************
************************************
***********************

Porque estamos en guerra

−No pareces guardia.
         Vuestras miradas se cruzaron y por un instante estuviste a punto de sonreír. No era la primera vez que te lo decían y tal vez, viniendo de ella, se trataba de un intento por romper el hielo, por variar la aridez que había mostrado hasta ese momento, pero te mantuviste seria, aunque tus rasgos se tuvieron que suavizar por fuerza y la mujer se dio cuenta de ello porque te sonrió amable. Para ella no debe de ser fácil tampoco, pensaste. Al fin y al cabo os consideraría desde siempre el enemigo, el invasor, la txakurrada, habría vivido toda su vida en una larga noche de miedo y opresión, de violencia, rabia desatada en forma de rebeldía y victimización, claro que maldita la gracia que te hacía sufrir una aparente guerra que no era ni de lejos la tuya, ¿acaso no dejaba de ser todo aquello consecuencia de lo que pasó hace ya más de treinta años, cuando tú ni siquiera habías nacido?
−A mí marido lo matasteis –con que gusto le responderías, si pudieras o quisieras polemizar, que tú no habías matado a nadie, pero preferiste guardar silencio, no seguir el juego o aceptar, en un acto de distanciamiento o incluso de empatía, que en modo alguno significaba debilidad ni renuncia, que la otra parte podía tener razones, aunque estabas segura que no era el caso, por muy esposa y madre que fuera, por muy cierto que hubiera una muerte, la del marido, en una guerra o durante una dictadura con las que tú no tenías que ver, había ocurrido todo eso hacía mucho tiempo, o tal vez sí que lo tuvieras, algo que ver, porque a lo mejor no dejaba de ser cierto que las consecuencia eran los compañeros acribillados a balazos o despedazados por las bombas trampas-, ahora venís a por mi hijo –y su voz volvió a ser árida.
         Su hijo era miembro de un comando. Seguían mitificando una guerra que sólo existía, estabas segura de ello, en sus cabezas, y que les llevaba a considerar como políticos el asesinato porque políticos consideraban a los presos condenados ya por sentencia firme. Vuestras miradas se volvieron a cruzar. La mujer tenía unos ojos azules muy claros, casi transparentes, muy distintos a los tuyos, tan negros. Pensaste que podría tener la edad de la tuya, de tu madre, y que ellas podrían ser incluso amigas, al fin y al cabo tu madre había tenido amigas como ella, de nariz aguileña, de carácter recio y opiniones no muy diferentes.
         Oíste ruido en la escalera y te diste la vuelta un momento para ver a un par de compañeros bajando cajas de cartón. Viste tu reflejo en el espejo del aparador y consideraste que, en efecto, tu aspecto no era el de una guardia civil. Vestías de negro, unos tejanos y un jersey de cuello largo, estabas muy delgada, habías adelgazado bastante en las últimas semanas, tu pelo estaba revuelto y las greñas caían sobre tus hombros, tapaban tu frente, podías pasar por una de esas jóvenes que frecuentaban los bares del casco viejo, la hippie te llamaban en el cuartel, lo sabías, de buen rollo, eso sí, porque te apreciaban, te respetaban, siempre habías cumplido bien el trabajo, nunca un fallo ni un desatino, hablaban de un gran porvenir profesional, el tuyo, pero era cierto que no resultabas nada marcial y hasta el bulto de la pistola a tu espalda, bajo el pantalón, el mango a la vista sobre el jersey, parecía ajeno a ti por completo, como si fuera de juguete.
         Sonó tu apelativo entonces en el walkie-talkie que había dejado sobre la mesa. Contestaste.
−Ha llegado el hermano de la mujer, está subiendo –te anunciaron.
−De acuerdo –respondiste.
         No hizo falta decírselo, lo había escuchado y se había movido del sofá para poder mirar cómodamente hacia la puerta de la sala de estar. El hombre no tardó en llegar, vestido aún con la ropa de faena. Era agricultor, sin duda en alguno de los caseríos cercanos, sobre la que llevaba una pelliza. Se pusieron a hablar en vasco y te miraron de reojo, tal vez convencidos de que en un momento dado les pedirías que hablasen en castellano para poderlos comprender, para que nada quedara fuera de control, de vuestro control, pero no les dijiste nada, miraste hacia el suelo como si les indicases que respetabas su intimidad. Claro que no sabían, ni se lo imaginaban siquiera, que les entendías, que tú hablabas su lengua que en parte era la tuya también, hasta cierto punto lengua materna, nunca mejor dicho, a pesar de que formaras parte de ese enemigo que, creían ellos, perseguía todo lo suyo.
         El hombre le preguntó qué estaba pasando y la mujer le explicó la detención de Julen, el hijo, el sobrino, cuando aún no había amanecido todavía, y ahora honek, «éstos» -notaste de nuevo el desprecio en su voz- registraban el caserío. El hombre te miró entonces y te extrañó que no hubiera rabia en su mirada, ningún reproche, nada que ver con el odio que mostraba la mujer.
−¿Por qué? –te preguntó a ti en castellano, para que no te cupiera duda de que te tenía por interlocutora, como si tuvieras todas las respuestas o fueras tú quien dirigiera aquella operación policial, quisiste creer que los nervios le empujaban a formular una pregunta a todas luces absurda o innecesaria, dado el contexto, aunque seguías notando que no había en él ese desdén de la mujer-, Julen no, no puede ser.
         Sabías que había otro hijo preso. Tuvo dos causas, pero una se anuló porque la confesión de un detenido que imputaba al otro hijo se obtuvo mediante malos tratos. Hubo malestar en el cuartel, malas palabras hacia los jueces, se creen más a esos asesinos que a nosotros, dijeron, pero no siempre las cosas funcionaron como debían, era lo que tú pensabas sin que te atrevieras a decirlo, no sería entendido, claro que tú nunca habías visto nada y, vale, somos humanos, pero las cosas estaban así, y pensaste que para aquella mujer las cosas resultaban duras y la miraste de nuevo, se cruzaron vuestras miradas otra vez, y aunque no tenía razón, de sobras sabías que no la tenía, te hubiera gustado entender y que ella entendiera. Por qué, volvió a preguntar el hermano, su hermano, como si fueras tú la sola destinataria posible y por tanto quien tuviera que responderle. Pero fue la mujer quien contestó, tajante, categórica, de un modo que te impresionó porque aun cuando contestara en vasco, sin saber ella que tú lo hablabas, parecía que te dirigiera a ti sus palabras de reproche, de odio.
Hau guda bat dalako eta denok guda hontan gaude.
         Porque esto es una guerra y todos estamos en esta guerra. Era como aquellas canciones antiguas en las que las madres lanzaban a sus hijos al fragor de la batalla para convertirse en héroes y volver como hombres. Te estremeciste y por un momento deseaste no estar ahí.

Juan A. Herrero Díez

***********************************************
*********************************
********************
SELECCIÓN DE POEMAS
Por Gonzalo Salesky


CADA PALABRA


Sólo buscaré el destino eterno,
el manto vacío y el milagro
de saberme vivo a cada instante.

Tendré mis páginas listas,
mi sudario, hoy lleno de preguntas
y aquel reloj, sin ninguna respuesta.

Sabré que aún falta lo que sobra,
por siempre me esperará la luna
y en tu voz, soñaré cada palabra.




SILENCIO DORMIDO


Debajo de mi vida encontraré
tu velo y tu augurio, tu vacío.
Tu carne hecha sangre, tu regreso
y aquel silencio dormido en tu canción.

Debajo de vos, no buscaré.
Sé que el incienso perfumará tu historia
y así sabrás que no vale estar despierto,
no sirve ver la luz con otros ojos.

¿Para qué estar atento a los detalles?
Debajo del amor, está el olvido.


LEJOS DE MI PERDÓN


Oirás mi voz, desde lejos.
Sólo seré tu adiós, tu vida entera,
lo poco que no fui. ¿O fui tu meta?
La nada que di, tu corazón.

Te veré llorar cada vacío,
cada promesa al viento, cada nudo.
Y en esa oscuridad,
estarás siempre lejos
de mí,
de mi perdón,
de mis plegarias.



VOCES EN SILENCIO


La incertidumbre juega con mis sentidos.
Creo reencarnar,
veo mis cenizas,
volaré muy alto
pero el final no llega.

No llega, no existe,
no viene a buscarme.
Algo me dice
que estuvo entre nosotros,
que pronto volverá
y le daré la espalda.

Que rumbo a mi historia
hay voces en silencio.
Que en el dolor
no queda más que sangre
y que en la noche,
sólo en esta noche,
voy a tropezar con mis secretos.


POCO Y NADA


Seré sólo la mitad
de un espacio vacío.
De una sonrisa al viento,
de mi espalda.
La triste quimera de un sediento,
la suma de todos mis fantasmas.

Verás que no es difícil.
Adivinar detrás de los espejos
no tiene precio, siendo tan poco y nada.

Esa tormenta anunciada desde siempre
no existirá solamente en tus sueños.
El campo de batalla no es el cielo,
tampoco la nostalgia.

No es tu mirada quien nos cubre,
borrando todas mis huellas con lava.
Tampoco es el deseo quien nos guía.
Somos ángeles perdidos,
entrañas sin dueño,
sables del pasado que se aleja.


LA VERDADERA HISTORIA


Es triste ser uno más
de los que extienden la mano
sólo para arrojar primeras piedras.
Que olvidan el pasado y su destino,
que borran con el codo
lo escrito con la sangre.

Es cruel ser uno más de tantos
hipnotizados por sueños,
con vidas felices pero ajenas.
Degustando ese placer ajeno,
viendo pasar la verdadera historia.


PODRÍA SER


Brindaré por esta vida vana,
por tu refugio y mi armadura. Por el cielo
y aquel castillo de arena en tu mirada.

Podría hablarte de tanta indiferencia...
y ser aquel que irrumpe en tu silencio,
el que te escribe a oscuras, quien te cela.

Podría ser quien cierra tus heridas
pero no elijo ser yo, ni ser la sombra
de todo lo que alguna vez fue amor.
Me quedo... con la nostalgia pura.


UNA VEZ MÁS


A veces dudas... y es lo mejor.
Si no te escondes
voy a tu encuentro.
Quizá el destino sea el de siempre
y nos despoje del misterio,
de la brisa.

¿Salvas mi piel de tanto orgullo?
No te arrepientas jamás de tu pasado.
Miles de noches pensando en lo prohibido,
en cada manzana dispuesta a morir
sin tanto pecado.

Esquivo los golpes de la culpa
y pienso que no he perdido todo.
Habrá otros arco iris y, de noche,
el sol verá la luna una vez más.

NUNCA LLEGA


Como la magia de espejos, como el vino
que duerme y encarcela tantas vidas...
sueño con el vértigo,
con mapas sin nombres
como ese tren que nunca,
nunca llega.

En cualquier momento tendrás algo de mí
y no habrá más matices, más preguntas.
Sólo tu voz escuchará mi aliento
que nunca llega a hablarte,
nunca llega.

Estaré dos mil años
susurrando tu nombre,
soltando en el viento mi tristeza.
Se acumulan las cruces,
quisiera elegir una,
pero la lluvia en el mar no deja huella.

AUNQUE NO ENTIENDAS


Vi negro sobre blanco,
vi estaciones.
Vi trenes subterráneos,
vi poesía.

Allí donde no hay nada más que sombra
hay bruma, hay nostalgia.
Está tu orilla.

Están tu sueño y el mío,
está la brisa clavada en los rincones.
Va el dolor,
susurrando mi adiós,
dictándome estas líneas al oído.
Leyéndolas en vos
(aunque no entiendas).

En el mismo rincón sigo esperando
como un beso apagado,
como una vieja lámpara.

Como un sombra fría,
te cansaste de verme,
atada a aquellos tiempos
en que todo era nada.

El mañana llegó:
no somos la esperanza,
sólo el pasado a prueba.
¿Y qué más da?
Si lo eterno no existe,
si el hoy se va en segundos
y este mundo, sin vos,
no vale nada.

YA ES TARDE


Me hablás del tiempo perdido,
de la noche.
De tu promesa y final,
de lo que fuimos.
Susurrando mi nombre en otro idioma,
me dejarás caer.

Ya es tarde para crear otoños,
para abrigar silencio.
¿No lo ves?

Hablás de la vida y de la muerte,
del vacío que quedará en tus días.
Y esa puerta...
tu puerta no me abre.
Igual voy a escapar:
ya es tarde,
aunque tu corazón no quiera verlo.


SERÉ


Seré tus ojos durante la batalla.
Seré tu aldea.
Seré la nada y todo lo que quieras,
seré las voces que susurran tu herida.

Seré la música en colores
para que cada sol y cada luna,
sepas que estás en mí desde aquel día.

MADRUGADA


Su santo y seña, mi vida y mi cordura.
Su espíritu y su Dios sobre mi espalda.
Su llanto y su veneno, mi condena
y aquel delirio, fugaz, en madrugada.

Aunque sigan callando tantas voces
sabré salir, de frente, a la tormenta.
Tu adiós hablará de mi locura
cuando el sol salga, fugaz, de madrugada.

*************************************************
************************************
**************************
SELECCIÓN DE POEMAS
Por Rolando Revagliatti

“ESTIMADOS CONGÉNERES”



Entre estimados
nos turnamos para espiar
tu libro
entre congéneres
nos espiamos por riguroso turno

Entré en tu libro

A cinco minutos de concluida la lectura
de tus discursos dedicados
estamos
a cinco minutos de apaciguado el certero despliegue

Me asaltó tu ciudadanía
¿cómo no tentarme?
si fui también un comensal
durante todos
estos
años.




*De “Leo y escribo”









Absorbidos por su cámara
los apuntados por su cámara
revelados
éramos descriptos
ya desligados de su cámara

Lucíamos como perros
flores y personas
asediados por detalles
circundados por la descripción

y en evidencia.





*De “Trompifai”






 “Repulsión”


La manicura se come
las uñas

Los crepusculares crescendos de la enormemente deseada
y devastadoramente deseante
ya en su mirada infantil

Grieta a la vista
agrietando la vista

Tendida
taladrándole también los oídos
la manifestación sonora de un crescendo
fraterno

Máculas a la vista
desinmaculando

Son los sentidos invitados a esta cena
con plato único:
conejo.




______________
“REPULSIÓN”, filme dirigido por Román Polanski.






De “Fundido encadenado”














Sabrás de la garrapata de mis versos
o si no
no sabrás nada.



*


Las margaritas que tiraron
a tus chanchos

mis vacas
                se las comen.


*



De “Del franelero popular”
Altas cumbres


Al macanudo tótem de la monogamia saludo
despego desde célibe sin par hasta amante esposo
de lo cual laboriosamente me impregno cada día

Pecador en el llano y en mi juventud
desde las altas cumbres de la madurez
yo me solazo
con picarona repugnancia.







*De “Corona de calor”















Nos estamos cayendo en el dos mil
y el pescado sin vender
gaucho entre los gauchos
y atraviesa el malón la polvareda
el buenón en cambio juega solo a la taba
crisis de identidad la del buenón
que poco capea sus contradicciones
del todo contraindicado el buenón
aires de pampa mía cavándole el hoyo
pa’ quel hueserío haga hito
como la traición entre las tradiciones
y el esmero del inveterado malón
al pervertir a las infamélicas y consanguíneas
hembritas insosteniblemente vaporosas
y a las regionales y desencantadas esposas de los intendentes
meta rasgueos de guitarras

Y aunque el mate esté frío, doña Dominga
doña Venancia, doña Azucena, doña Hilariona
no dejo de payar en estas circunstancias
confusas para este acreditado paisajista
de acendrado calar nacional
y popular

Síganme
pobretes y ricachos a las puertas del amor de un día
por la inmensidad tanto como por la circunscripción
que no los voy a defraudar
macho
gaucho
y guacho
que no los voy a fotografiar con zoom en la estaqueada
en esta superproducción reproductiva.







*De “Desecho e izquierdo”

Febo


La cucharita que Flavia aferra
dentro del pocillo vacío
es tratada
con la energía cómica
que asoma
ya sus rayos
iluminan
nuestra historia.







*De “Sopita”

****************************************************
***********************************
**********************
SELECCIÓN DE POEMAS
Por Francisco Jesús Muñoz Soler

QUIÉN ESTÁ CUERDO

¿Quién está cuerdo en este mundo de locos?
yo, ustedes, es algo que me gustaría saber
descubrir quiénes son cuerdos
los sanos, los hijos de la sonrosada tez.

Estamos en un mundo gobernado por reglas
costumbres e intereses imperturbables
generadores de tabúes en serie
emblema declarado de la cordura sana.

Todo se ha de hacer como más convenga
a la sociedad dentro del orden establecido
por la bendecida tradición oficial.

Anoche soñé que un loco recogía un clavel
en un cruento campo de batalla ¡entre bombas!
en un campo lleno de muerto, de alienados héroes.





DICIEMBRE

Diciembre última hoja prendida
de un alicaído y ajado calendario
que triste se despide en su caída
con la llegada del invierno áspero.

Se desearán las clásicas bienaventuranzas
se regalarán millones de obsequios
pero no se remediará
el frío y la prisión de unos forzados.

La nostalgia del calor de sus hogares
es el mayor anhelo de esa juventud violentada
que se pregunta las razones que le apartaron
del gozo de sentirse persona.









AL VIAJE

Al viaje… que absorbe mis sueños
mantiene viva la llama
de mi azarosa vida, me transporta
a las llanuras del consuelo.

Al viaje… que castiga mi cuerpo
mi cansada y soñolienta presencia
portadora de mi alma y mis instintos
cada viernes camino por la libertad.

Al viaje… que se clava en mis entrañas
cada vez que me reclama, imperturbable
me llama y me lleva, sistemáticamente
pellizca mis doloridas vísceras.

Al viaje… que se introdujo en mi vida
lo exalto con sinceridad solemne
por la belleza de su paisaje
y por la angustia que me produce sin cesar.



AQUÍ ESTOY QUÉ PUEDO DECIR

Aquí estoy qué puedo decir
que me persigue la mala suerte
que soy simplemente un necio
balanceado como una cometa inútil.

Que tiene como destino vagar
sin remedio, inconsecuentemente
al son de sus sueños estériles
y al zumbar del viento que lo azota.

Desorientado con vaivenes de cometa
aturdido pero íntimamente consciente
de que no soy material sin lucidez
sino un ser humano que busca su realidad.









LA VIDA ES ESPERANZA

Que lánguida es mi vista
que vacuo es mi pensamiento
sólo lo puebla el hastío
y la obligación de una promesa.
Que corto el recorrido
por donde pululan mis piernas,
que reducida la esfera
donde gravita mi destino,
que grande es mi pecho
que profundas mis venas
ay, que gruesas mis cadenas
que sombrío es mi horizonte
solo diviso sombras y vacío
lleno de aburrimiento, necedad y abismo,
y al final la inquietud de la muerte.

(Mi vacío
lleno de aburrimiento,
necedad y abismo,
no lo llenaría ni todas
las aguas de la mar.)
No todo es hastío y tristeza,
que febril es mi imaginación
que álgidos mis sentimientos
que fecundos los huertos de mi alma,
rotundamente no todo es tristeza
no son solo tristezas las sensaciones
que perciben las vísceras de mi ser
además hay una vida por amar
una luz perenne por encontrar
una dicha que me llega y se desvanece
que me embarga y me seduce
una dicha llamada felicidad
además está mi firme voluntad
que alienta mi decaído pensamiento
que aviva la llama de mis deseos
la firme voluntad de realizarme como persona.


(Todas
las aguas de la mar
no llenaría la alberca
que riega continuamente
los huertos de mi alma.)

Cómo describir, cómo desglosar
la celestial corporeidad, la sublime sensación
que inunda mi espíritu, mi alma, mi cuerpo,
cómo transcribir su nombre con palabras,
Sin ella no puede haber un mañana
ni peor ni mejor, ni siquiera mediocre
representa la ilusión del presente
y la fe de un futuro lleno de humanidad,
es el palo mayor de mis velas
punto y guía de mi destino,
sin ella mi vida carecería de sentido,
de dirección, de ilusión, de armonía,
a ella me encomiendo noche y día
en torno a ella me concentro aglutinando todo mi ser,
renovando y fortaleciendo mi espíritu celeste
porque es la esencia de mi existencia.


(Todas
las células vivas
de la Naturaleza
se nutren de nuestra Madre
Esperanza.)

RAÍZ

Desde mi esencia
lucho por superarme cada día
para ayudar mejor a los demás
origen de gran gratificación.






CARTA DIRIGIDA A MÍ MISMO

A todas las esencias de mí mismo
escribo esta carta
para que me guíen en mis dudas
y fortalezca mi ánimo
para que enciendan en mí un fuego
que ahuyente la zozobra
que me ocasiona las sombras
frías y mórbidas del tedio
para que me prevengan de los falsos
orgullos senos fieles que amamantan
la hija mayor de los pecados: la envidia
para que den luz a mis sentimientos
y templanza a mis sentidos
ante serpenteante amenaza
que nos acecha sin descanso: la hipocresía
para que me guarden de seres enanos
llenos de complejos y resentimientos
que no dudan en aplicar en su provecho
para que aparten de mi corazón
la más dolorosa y cruel de las heridas:
la insensible indiferencia
hacia todo amor
para que mi vida
se complazca en el espíritu de la belleza
que satisface a sus hijas que ahítas de ella
contemplan el mundo
esta realidad llena de escarnio
displicente desamor y amarga retórica
pero sobre todo lleno de integridad
armonía, luminosidad y amor.

*****************************************************
****************************************
****************************
LES PRESENTAMOS AL MARAVILLOSO
Rodolfo Leiro

¡DESPIERTA!

Si al despertar tu póstumo coraje,
 ya cerca del final irreversible,
encuentras en tu arteria irrepetible,
la fibra de tu místico engranaje;

y ya estando yacente, tu ropaje,
de un antiguo valor inextinguible,
levantas ese puño indestructible
ajeno a todo signo del ultraje;

pues si debes morir, tu fiel cordaje
elevará hacia el cosmos tu celaje
que fuera prisma y luces de tu estío.

En el postrer suspiro, virtual  tatuaje,
dejarás como emblema tu voltaje.
¡Tu canto irá a enrolarse con el mío!

Construido a las 19,10 del
20 de octubre de 2012 para mi Libro
“Renglones desprolijos”

***

SONETO EN AZUL

A mi hijo Eduardo Oscar Leiro (1992)

Yo no tengo un azul en mi retina,
ni es azul el color de mi ventana,
no es azul el color de mi mañana
ni hay azul en la tarde que declina.

No hay azul en mi noche de desvelo
ni en la vasta planicie de mi día,
no dibujo en azul mi sinfonía
ni gesto algún azul del azul vuelo.

No dispongo de azules compañeros
que surcando la mar, azul maderos,
flotando en un azul de mi azul viaje,

me arrojen sus azules esplendores
para pintar de azul mis viejas flores
con el azul pincel de mi coraje!

**************************************************
*****************************************
*****************************
DOS POEMAS
Por Adriana Delfini

Alas derretidas


Con tus alas de cera derretida
te escabulliste anoche de mi sueño
furtiva y ágil fue la despedida
entibiada de amor como un ensueño.

Amada por tus alas encendidas
con lumbre de cristales transparentes,
aturdido, pícaro aletear de ida
fragante resquemor entre la gente.

Armaré con tus alas de agonía
y panales de dulces mieles
transmutando en hilos de ambrosía

Vagones de locuras sobre rieles
emulando al Dédalo volátil,
dime al oído lo que quieres.

***

Carta a Dios…

Le he escrito una carta a Dios
para ponerlo al tanto…
porque  El a veces está ocupado,
y yo agradezco con bríos.

Siento que el deber es mío,
contarle de mi alegría
las bondades de la vida,
desde que te conocí a vos…

Él fue siempre el portavoz
honorable y sencillo,
que con luminosidad y brillo
sigue acompañando mi voz.

Quería con amor sugerirle…
si no es mucho pedirle
 si un día al cielo ha de llamarte
no se olvide de mí…
y me permita acompañarte.


***************************************************
***********************************
*********************
SELECCIÓN DE POEMAS
Por Rachid Boussad

El vate…
              «El Poeta es un pequeño Dios»
                                             Vicente Huidobro
Es un nómada infatigable,
Y un ubicuo movible.
En todas partes presente
Acá y acullá siempre oyente
Por cuestas abajo y por arriba sudando.
¿Qué vientos terribles lo arrastran más allá de sí…, y de los mares?
¿De dónde hubiera sacado lo divino en él abrigado?
Dos veces cantor:
Versos de miel, de cara a la aurora,
Y aquéllos de hiel, con el crepúsculo platicando.
En su balanza encinta de seda y marfil,
Van desparramadas sus quimeras y sus inquietudes.
Soñador de soledades, misterios y madrugadas.
Fontanar de aires y aguas incesantes.
Relámpago de suspiros alumbrando abismos.
Dueño de fuegos encendiendo patrias sin visado.
Las sombras persigue de amores fugaces,
Y el hálito de las brisas nocturnas acompaña.
¡Alma cándida y oficio ahogado en las penumbras
De su ocio hortelano y duradero!

¡Oh bajel de alegrías hacia puertos nebulosos!
¡Oh jardinero llorando por árboles deshojados,
Sus almas dolidas, y sus rosas mustias y polvorientas!
Ensánchate y aférrate a tu voz ¡oh Poeta!
Yo te tiendo la mano y yo te pregunto:
¿Qué sería de los paisajes tétricos,
De los pajaritos lúgubres,
De las sonrisas lánguidas,
 De los rostros héticos,
De los corazones taciturnos,
De las lágrimas derramadas,
De los mares embravecidos,
Y de los cielos entristecidos,
Si de mis orejas viniesen a faltar tus sombras sonoras y quijotes?
¡Ay de ti, demiurgo de tinieblas y recovecos!
¡Ay de ti si te acaban en basura de dejamientos y olvidos!
Si tú te murieras en soledad y sin testigos,
¿Qué sería de las voces “escasas”,
Pletóricas de orfandad mortuoria
En aquellos oídos nutridos de sombras y fantasmas de arena?

***


El heraldo deseado

                    A las santas piedras,

                    A las manos atrevidas.


Mientras las palomas vuelen intrépidamente

Entre balas y cohetes;

Mientras las manos impávidas e impertérritas luchen

Con piedras y hondas y tirachinas;

Mientras se vea que las flores se destruyan

Con sus sépalos y pétalos,

Sin que algo de nuestras callejuelas

Se mueva y se conmueva;

Mientras haya pueblo desflorado,

¡Habrá sombras sonoras y gritos ígneos!


Mientras se observe que los fusiles

Repartan muerte en perdidos arrabales;

Mientras los aviones dejen calles ensangrentadas;

Mientras los cañones arenguen al averno

En la franja aquélla,

Aquélla que los sucios vampiros defraudan;


Mientras haya cuerpos descuartizados:

Almas derruidas acá,

Y destinos envenenados acullá,

¡Habrá sombras sonoras y gritos ígneos!


Mientras se ensanchen las piedras;

Mientras las vistas apunten,

Apunten hacia más adelante,

Y en los ojos haya lágrimas rebeldes y ufanas;

Mientras no se obstruyan las sendas;

Mientras haya madrugadas y ruiseñores, siempre

¡Habrá sombras sonoras y gritos ígneos!

***

Entre el cariño y el daño
                        
                  “Es tan corto el amor,
                  y es tan largo el olvido”
                                   Pablo Neruda

Un viernes tan flébil de abril,
La tristura…taurina,
En mi lengua anidaba
Por haberme perdido la mujer
Que tanto yo amaba…

Tan corto fue…fue
Con ella el veraz cariño,
Y tan largo es…, pero es
Sin ella el tenaz daño y movedizo.

¡Qué ayeres y qué hoyes tan reñidos!
Un calvario sañudo
Que nunca jamás sella en mi pecho
Idas y abandonos.
¡Qué desvelo eternal!

***


Mi cumpledaños
                    
Adiós quizá para siempre!...
Te digo este adiós llorando
Desde la orilla del mar.
No olvides tú mi amor
Si muero de soledad…
   Rosaría de Castro


En mi cumpleaños
De mariposas alegrosas;
Fuiste un “cumpledaños”
Y perdidas  lloré tus rosas.

En la opacidad de la noche
Aguardé en balde tu ángel fugaz.
Y entre las estrellas apagadas,
Saludarte, ufano yo y maestro,
Por las espaldas largo tiempo tranquilizadas,
Veía yo pardo lejano y nocturno.

¡Ay! ¡Qué pedregosos
Se han puesto mis nubes,
Y qué páramos mis cielos!

He aprendido como sufrir
Sin sufrimiento
Como llorar
Sin derramar lágrimas.

Adiós, Gloriosa! vestigios indelebles,
Sueños…sin dueño,
Delirios desencadenados y desbocados sin poniente,
Praderas sin fragancia sin azahares.
¡Adiós hasta que amanezcamos,
Y anochezcamos con las luces de la podredumbre!
¡Adiós quizá para siempre!

***************************************************
************************************
*************************
POEMAS DE LA MANO
DE LEO MORGAN

14-GRATITUD,  ALLA ARRIBA Y EN LO ALTO

Pocas cosas hay tan nobles
como trabajar en la casa
de un amigo que construye su casa.
Con “Zinzetto” tomamos cervezas
sudando fuerte 
bajo el sol de Caprarola
reímos y contamos historias
y al final del día
el trabajo ha sido hecho
y lo hemos  pasado tan bien
que muchos domingos me sorprenden
aguardando la llegada del lunes.
.
Sentados en el tejado
descansando y fumando un cigarrillo
vislumbramos  un   palacio de mármol
que se hizo en la montaña el Papa Farnese
Pero de pronto
“Zinzetto”  se ha puesto serio:
“Morgan,  hay algo que debo decirte:
supongamos que, Dios no lo permita,
tuvieras un accidente…
yo haría un buco en la tierra
y te enterraría aquí
arriba  te plantaría
una planta de limones
para disimularte,  je je
nadie encontraría al “aryentino”…
poeta ispiradíssimo
¡Tragado literalmente por la tierra… eheheh!
Porque si  se te ocurre morirte
en mi casa, Morgan  del cazzo…
un extranjero ilegal….
¡A mí se me combina
un  “casino” infernale !
Pensé--------------------
en  las raíces del árbol
cosiéndose  en mis costillas
en una  fioritura blanca
silbada por la madre naturaleza
y ciempiés y gusanitos limpios
de tierra negra
jugando escondidas
por entre mi ausencia de nariz
y ojos,
proyectándome
verde invencible
hacia mis ramas abigarradas
de limones  fragantes y rotundos,
balanceándome plácido
en el viento de un verano italiano
mientras me salpican
6 mariposas amarillas
rutilantes de  ácida felicidad.

-Bueno, no está  tan mal.
-Grazie tante  Morgan,
¡sabía que lo entenderías!
-“Zinzo” querido,
 ya va siendo hora
 de que sea yo
 quien te dé las gracias,
por todo, gracias.



15-DOS CANGREJOS Y MEDIA BOTELLA

Para entonces ya había rodado suficiente
y creía haber aprehendido todo
acerca del oro, los vidrios de colores
y el trueque.
Por eso cuando bajé a la playa de Natal
les hice un gesto displicente
a los tres muchachos negros que me llamaban
“estos ilusos creen que soy un turista
y que me van a sacar plata
más les valdría intentarlo
con esas rocas, jejejejejj”
pensé, metiéndome en el mar.
Me seguían llamando insistentemente al salir,
fastidiado y alerta
me acerqué a ver qué querían
estaban hirviendo dos cangrejos grandes
en un tachito
y les quedaba media botella de cashaça
querían compartirlo todo conmigo.
Eso querían .
Cashaça en ayunas y bajo el sol del mediodía…
¡auch!
pero ciertas cosas
no deben ni pueden rehusarse,
tomé la botella del cuello
bebí y la pasé…
quisieron darme los 2 cangrejos
pero avergonzado por tanta generosidad
sólo  quise tomar mi parte
mas me obligaron a aceptar el doble.
Luego la cashacita
me aflojó la mandíbula
y reímos.

Vestidos de reyes
acostumbran trepar por mis recuerdos
ciertamente, no los olvidaré jamás
ellos en cambio
me tienen anclado
en las aguas del olvido
más profundo y más lejano
hasta puedo sentir las algas
enredadas en mis pelos
después de todo
yo no fui  apenas más
que otro gringo carapálida;
un caminante que pasó
a quien colocaron en el morral
una lección de vida;
dos cangrejos y media botella
pal’ camino, de yapa.

  
22-CHACHALOVE Y LAS BOLAS DE CRISTAL.

(El literato,
el señor cabrón
y el religioso.)*


Hoy toca limpiar la casa
¡por Dios!
fuera la mugre
hoy sí que toca.

Y ahí abajo
en la mazmorra
todos nosotros
dentro de mí
aullamos
¡Oh Cielos qué horror!
esto es peor
que  luchar  contra la Hidra
¡Socorro!
¡Piedad!
entonces aparece:
no Míster Músculo*
con más culo que cerebro, sino
el Hada de la Claridad
reflejando azules transparecias
pintándolo todo
con nieve:
“Cuando hayas conluído
lloverá para ti una gracia.”
FFFFFFFFFFFFFFFFF
ffffffffffffffffffffffffffff+
Me pongo en el asunto.

Eternidades después
hasta el inodoro
reluce sonriendo
en espera de sus desatentos huéspedes.

Reclamo mi premio
El hada rodea el espacio con los ojos
y dice al fin:
 –Ahora  parece un chiquero adorable,
  y supongo que un poco de polvo
no le hará mal a nadie.
Recibe mi merced:
limpus  volimpus
zacah latrakah:
 “que la casa quede
 más o menos siempre así!”
la varita dibuja
un círculo brillante por el aire
y una melodía
me cubre dulcemente:…..
mientras me balanceo al compás
con los ojos cerrados
como una serpiente
 fuera de la canasta
“no tendrás que limpiarla
nunca más……..
no…..no……no…
nunca jamás,
Que lo disfrutes……”

¡Oh my Lord !

Estremecido por un rayo amarillo
y plateado del más puro amor
de rodillas, postrado caigo
de feliz emoción llorando:
¡Oh bendita tú seas entre todas
las hermosas hadas del Paraíso,
tú la más hermosa……………………………
¡Oh,  Hada de la Claridad
aún entre las sabias, afortunada!
Velas, rosas y bombones
para tu santo
por fiel y por seguro.

************************************************
***********************************
*************************
EL GRAN BORIS GOLD

“Y SERÁ JUSTICIA”

Si existen feriados
Y días alusivos,
Para recordar a héroes
O a alguna deidad,
Me parece justo
Que esto así sea,
Honremos a los justos
Y a…la libertad.

Hay fechas recordadas
Como las del buen cartero,
A los muertos queridos
Y a nuestro señor,
A pesar que hay muchos
Problemas cotidianos,
Mostremos al mundo
Que nos sobra…amor.

En el día del niño
Se imponen los juguetes,
Y en el de la madre
Pedestales de fe,
Un homenaje válido
A la escarapela,
Y yo me pregunto
A los viejos…¿Qué?.

Se inventan seguido
Los feriados largos,
Y nadie que se precie
Sabe el porque,
Estos son recreos
Para la gilada,
Y las gracias le damos
A vuestra…merced.

En serio lo pienso
Que llegó la hora,
De honrar al que nunca
Pelota les dan,
Yo voto por un premio
Acorde a sus años,
Pues no solo hermano
Se vive…de pan.

Que Dios mande un regalo
Para todos los abuelos
Y que al unísono tengan
Una gran erección,
Que las viejas tiemblen
Al ver a estas bestias,
Babeando de ganas
Y mostrando…el cañón.

***

“ACARICIANDO RECUERDOS”
 Entre las mil cosas
Que nos da la vida.
Las hay muy variadas
Y de todo color,
Las malas y buenas
No se discriminan,
Hoy risas y alegrías
Y mañana…dolor.

Soy y siempre he sido
A pesar del tiempo
Un tierno a ultranza
No lo puedo evitar,
Si elegir debiera
Lo que  más aprecio,
Un par de recuerdos
Que me hacen…palpitar

Mi memoria guarda
Como algo sagrado,
Cosas que he grabado
En el corazón,
La calle de tierra
Del barrio perdido.
Y un patio con glicinas
Que las cuidaba…Dios.

Era un cuadro hermoso
Pintado quien sabe,
Por las manos mágicas
De un sensible pintor,
El mate entre amigos
Y un chico corriendo,
Tras una mariposa
De un lindo…color.

Doy gracias sinceras
Por guardar intactos,
Los bellos recuerdos
Del lejano ayer,
Tiempo de inocencia
Y altivos principios,
Yo soy ese pibe
El que quise…ser.

Que lindo sería
Que el día señalado,
Para mi partida
Me pudiese llegar,
Hasta la calle soñada
Recostarme en mi barrio,
Y con olor a glicinas
Al cielo…volar.

***

SENTIDO Y VÁLIDO HOMENAJE A UN
VETERANO DE GUERRA

Todos los países democráticos del mundo que se precian de tal, tienen destinados un día específico del año para  recordar a  aquellos que ofrendaron todo, hasta su vida por una causa por demás sagrada.
Y cada uno a su manera y a su buen sentir prepara su recordatorio, acordes a los usos y costumbres del lugar.
Hasta aquí estoy completamente de acuerdo en tenerlos presentes y también apoyo  los justos homenajes que les ofrecen, en mi vida he conocido varios de esos valientes que en el fragor de la batalla murieron gritando viva la patria.
Esto es altruismo puro, digno de imitar por nuestros jóvenes, que con sus vidas disipadas,  lo último que harían seguramente es jugarse enteros por algo tan puro, les interesa tres pitos   su nacionalidad.
Sin desmerecer en absoluto la valentía, el coraje  y la abnegación de estos mártires, hay que reconocer que la mayoría de ellos han sido partícipes de una sola guerra y nunca que yo sepa nadie se acordó, ni siquiera con unas líneas en algún diario de los que pasaron su existencia en miles de batallas, sin dejar a su paso lágrimas ni dolor.
Y no solamente batallas donde las dos partes salían victoriosas, a veces eran verdaderas guerras en pos de penetrar por algún flanco al adversario.
No seamos egoístas ni mezquinos a la hora de recordar, con cuanto amor y dedicación
estos soldados olvidados por la historia nos dieron todo sin pedir nunca nada, al contrario, siempre buscaban alguna otra batalla para estar en forma., eso habla de su idoneidad.
Por eso yo, desde el humilde lugar que me toca bajo el sol, propongo una masiva marcha hacia el congreso para exigir que de una vez por todas, los diputados salgan de la inercia en que se encuentran y voten ya, una ley que revindique por fin a estos veteranos de “GUERRS MEMORABLES”
Para comenzar esta campaña de recordación, he colocado sobre una tarima  en la puerta de mi habitación, dos fotos grandes de mi querido combatiente…UNA DE FRENTE Y OTRA DE PERFIL.
                          ¡QUE ASÍ SEA!
Mi intención con esta líneas, es que no se aPENE nadie con ellas.
                   
***************************************************
**************************************
**************************
TEORÍA Y PRÁCTICA DE LA MARIPOSA



Aleteando a contraluz es oscura,

en plenitud de sol es naranja

junto al verde que la sustenta.



Si se posa en un tallo, gozo

el manso lienzo de sus colores.

Cuando parte hacia la sombra de un árbol

sé que no la volveré a ver



la mariposa es un instante.





Mariano Shifman



(Del libro “Material de interiores”, Proa Ediciones, Buenos Aires, año 2010).

*****************************************************
*****************************************
****************************
TEXTO ESCRITO
Por Susana Falcón

Se dice que la Fe mueve montañas, la Fe es ciega, la Fe lo puede todo…
La pregunta es: en todas las circunstancias de la vida?
Crecemos amparados por esa lógica de la Fe, que nos ayuda a transitar los momentos constantes del vivir. 
Mientras recorremos ese camino, vamos adquiriendo experiencia y abrumadores choques existenciales, cuando contabilizamos años, alegrías, sinsabores y dolores profundos, tu universo cambia, se transforma, y vos con él…
Y te das cuenta entonces que eso que llaman Fe…SOS VOS MISMO… solo vos.
Convertido en el artífice de mover montañas, de ser ciego ante cualquier elección personal, o creer que lo puedes todo… o no…
Cuando aparecen las preguntas sobre la muerte, descubrís que se nutre de tus pensamientos… trascender?, ir hacia otro plano?, el temor ante ese evento?, la negación a la ausencia definitiva tuya o de tus afectos?
Cuando sucede…desapareces… eso es todo… ni el libro, ni la calle con tu nombre, ni la sangre generacional…simplemente desapareces… No generalizo, expongo hechos solamente. Es mi pensamiento…
Mi padre decía una frase que para mí lo resume todo, “Pobres lo que se van, porque los que quedan, entre lágrimas y sonrisas…”
Y es así, se sigue con la vida…
El recuerdo pasa a ser efímero en su accionar…
Cuando la muerte te arrebata un ser, es definida, cuando la vida te despoja de un amor que se va, es también una manera de muerte definitiva, cuando la muerte llega sesgando una joven vida, es más definitiva aún…
Es en esas circunstancias es donde para uno, o para mí, no existe la Fe, no existe Dios, no existe el consuelo…menos las palabras… necesitas solo el silencio…
Ese dolor negro que casi no te permite respirar, te sumerge en una gran nada…cuando esa negrura se apiada de vos y te regala un resquicio de luz para ascender… o no…, entonces nuevamente al aferrarte a la existencia, sos nuevamente tu propia Fe… VOS… Y de nuevo el mundo gira…
Evolucionamos, y en el camino vamos desarmando el andamiaje que estructuró nuestra mente con diferentes slogans que nos inculcaron desde nuestra niñez y adolescencia: BUENO-MALO, CIELO-INFIERNO, VIRTUD-PECADO, DESCREER-FE.
Comienzas a diferenciar y a sostener tus propias reglas y en lo cotidiano integras lo bueno y lo malo como un todo, modelàs tu propio cielo y lo adornas con lo que tienes ganas, con un Ser supremo… o lo dejas desierto y es simplemente tu cielo vasto…
Y parís tu propio infierno con esa fibra tortuosa que tenemos todos, pero es tu infierno sin fuego, no quema, te regenera en su caos…al pecado lo transformas de una palabra nefasta, en goce, sexo, felicidad, amor, sensualidad, sentimientos plenos… 
Ahí tenès tu virtud-pecado enaltecido por vos…
(Yo amo la palabra pecado, me hace sentir INTENSA…)
Regresamos al significado de la Fe, creo o no, la tengo o la repudio…
Al reflejarte en tu yo más profundo, al ser tu lucha constante con él porque eso es la vida, ahí habita la Fe, o como quieras llamarla, resurgiendo siempre…Vos le das existencia…


****************************************************
*****************************************
****************************
POEMA DE ROLANDO REVAGLIATTI

Tonadas


El dinero, cuando no alcanza, tiene una tonada
Cuando alcanza con lo justo, tiene otra
Cuando alcanzando te deja unas monedas o unos
       /pesitos      
es otra la tonada que tiene

Como es otra cuando te sobra mucho y empezás a 
       /ahorrar
o a invertir o a viajar por el mundo

Pero cuando lo que te sobra es muchísimo
no hay tonada en tu montaña de dinero
tu dinero es áfono,  infecta

nos infecta
y enmudece.
*****************************************************
***************************************
***********************
En el mes de mi cumpleaños, tributo a mi Madre.

Febrero azul y verde,
piernas abiertas y el grito redondo;
fuerza en las costillas de la tarde.

Zulema,
quizás Magdalena o María,
quién sabe,
nadie anotó por ella
la cascada de sangre amarillenta y dura,
las aguas de su cuenco en mi garganta,
los dientes apretados
y la sonrisa escondida.

El parto
de las voces
bajo el sol,
adentro mío;
yo en su adentro.

El parto de la carne tibia
en el ardor desigual,
impertinente.

Nadie la vio retorcerse y esperarme;
secaron la piel lisa, acalorada,
sola.

Yo en los lagos de su verano.

Zulema,
quizás Magdalena o María,
ahora más madre
pariendo a quien seré desde sus ojos
en el otro febrero de mi olvido.

Ángeles.
 

 
Copyright Teresa Palazzo Conti

***************************************************
*************************************
************************

POEMA
Por Libia Beatriz Carciofetti

*SOY LA VOZ*

Soy la voz de los que tienen
por sufrir…
la garganta enronquecida.
Sufren hambre, frío
están sin techo
y en el alma
tatuadas las heridas.
Les robaron sueños, esperanzas
y ya no saben
lo que es esbozar una sonrisa.
Son esos “jóvenes viejos”
que deambulan por las calles
sin premisa.
No tiene apuro por llegar
porque no los espera una familia.
Son los surcos sin arar
porque nadie a plantado una semilla.
Crecen al completo desamparo
en una sociedad materialista.
Sin fuentes de trabajo ni esperanzas
que los incentive
en el duro trajinar de esta vida.
Hoy me hago eco ya que al verlos
entrar sin pudor a una comisaría
desafiando a las autoridades competentes,
me pregunto: ¿Qué pasó con nuestros niños?
y con tanta inocencia perdida.
Si no tomamos carta en este asunto
el mundo se convertirá en una isla.
La PAZ se convertirá en utopía
y el AMOR dejará de ser
PALABRA DIVINA.

Libia Beatriz Carciofetti // Argentina
Derechos reservados N° 452298

****************************************************
***************************************
************************
*************
****
**
*