martes, 12 de agosto de 2008

SER INMIGRANTE EN ESPAÑA



SER INMIGRANTE EN ESPAÑA
Torre-Romeu
09-08-2.008
Queridos lectores, ser inmigrante hoy en España es para nosotros una aberración. Y es por que no nos acordamos cuando en tiempos del “general “ salíamos como temporeros hacía Alemania, Holanda, Suiza, etc… cierto es que tampoco nos querían, pero no teníamos alternativa. No nos acordamos de los exiliados españoles en México, Perú, Colombia, Cuba, Argentina, Chile y otro largo, etc… tenemos muy mala memoria.
Ahora el inmigrante además de tener un trabajo precario y, a veces no muy digno, tiene que sortear peligros, malas caras, malas contestaciones, agresiones verbales, indiferencia, humillaciones, desprecio, y dejamos entrever esa carencia de educación y de sensibilidad que no todos tenemos.
El hecho de solicitar un documento, o el hacer una simple pregunta, se convierte para el inmigrante en una temeridad, ya que, siempre, o casi siempre, la respuesta es con un alto grado de despotismo y muy carente de tacto y sentido común. Debemos saber que son ellos los que cuidan de nuestros ancianos, son ellos los que recogen nuestra fruta, son ellos los que nos sirven las consumiciones en el bar, y son ellos los que aguantan nuestra incomprensión.
Muchos se quejan que mandan dinero a sus países, pero están en su derecho. Ellos se lo trabajan, pues tienen el derecho de hacer con su dinero lo que les plazca. Tenemos que aprender a convivir con ellos. También es cierto que algunos vienen a cometer delitos y hacer desordenes en nuestras rutineras vidas, pero también los hay que vienen a trabajar y a buscarse la vida. Ser inmigrante hoy es jugarse la vida y la salud. Ser inmigrante hoy es desprenderse de tu entorno y tu familia para tener una vida digna, la cual, no la consiguen en sus países de origen.
Gracias por leernos.

No hay comentarios: